Antes de comprar un monitor de bebé es importante tener en cuenta la potencia de la radiación emitida. Mantenga el monitor para bebés lo más lejos posible del bebé, desde 1 metro para los más tradicionales hasta 3 metros para los más recientes, ya que los monitores para bebés emiten ondas como la mayoría de los dispositivos inalámbricos. Por lo tanto, prefiera un modelo que emita ondas de baja potencia y que no sea demasiado ruidoso. se activan cuando el bebé llora Tenga cuidado de no encender el transmisor si el receptor no está activado. Además, para un uso eficiente, compruebe con frecuencia el nivel de carga de las baterías o de las pilas. Cuando el bebé sea lo suficientemente grande como para deambular por su habitación, mantenga los cables eléctricos fuera de su alcance y, por último, si un monitor de bebé es un accesorio que le permite controlar al bebé a distancia, nunca debe utilizarse como una razón para dejarlo solo en casa.