Una vez que hayas pelado cuidadosamente un lado de la patata, dale la vuelta en tu mano mientras continuando a pelarlo. Poco a poco irás adoptando un ritmo casi musical. Gira, pela, gira, pela, etc. No intentes ir demasiado rápido. Puede ser divertido tener una competición (algunos empleados de cocina lo hacen), pero no es seguro. Lo importante es pelar bien la patata. Empieza despacio, tu velocidad aumentará con la experiencia.