En la mecánica, siempre hay dos categorías principales de “fuerzas” que pueden aplicarse a un elemento en el espacio: una FUERZA o un PAR. Una fuerza puede imaginarse como una flecha, cuyo punto indica su dirección y cuyo tamaño indica el valor de la fuerza. Imagina una flecha empujando una caja en el suelo a lo largo de una línea recta: ¡tu fuerza actúa sobre la caja empujándola! La torsión es un esfuerzo utilizado para hacer que un objeto “gire”. El par motor = el esfuerzo para hacer girar el cigüeñal. Es de hecho una fuerza (toma la imagen de quien empuja el cuerpo) pero que vamos a aplicar a una cierta distancia del cigüeñal. el eje de rotación de la pieza que quieres girar. El mejor ejemplo: una puerta. Aplica la fuerza de la caja en el borde de la puerta opuesta a las bisagras donde gira, así tendrás una fuerza con una distancia y magia en la que la puerta gira. Unidades : Una sola fuerza, en Francia, tendrá por unidad el Newton (representado por N). Por ejemplo, podemos aplicar una fuerza de 100 N sobre nuestro cuerpo para empujarlo, el par, hemos dicho que es una fuerza aplicada con una distancia, así que en la puerta, aplicaremos nuestra fuerza de 100 N a 0,5m. Así que tendremos 100×0,5 = 50 N.m (leemos 50 Newton metros), así que encontrarás una unidad que ya has visto, por ejemplo apretando las tuercas de las ruedas a 110 N.m 😉 En otros países que no tienen las mismas unidades estándar (EE.UU., Inglaterra, …) las unidades pueden ser diferentes PERO el principio sigue siendo el mismo