Los forrajes incluyen heno, pero también todas las hierbas como el diente de león, cardo, manzanilla, menta, perejil, eneldo, flores como girasol, caléndula, margaritas y hierbas como festuca, cizaña… El forraje debe estar limpio. Si los recoges tú mismo, debes hacerlo lejos de las carreteras (contaminación) y lejos de los lugares donde otros animales hacen sus excrementos. Siempre asegúrese de que el alimento que quiere dar no está en la lista de alimentos prohibidos.