¿Por qué elegir un motor sobre otro? Los automóviles radiocontrolados existen en dos tipos de motores, cada uno con sus propias ventajas: los motores eléctricos son limpios, silenciosos y fáciles de usar; tienen generalmente una autonomía de 10 minutos; los motores térmicos funcionan con metanol y se considera que su uso es más complejo, en particular para fines de mantenimiento. un motor que extrae su energía de una batería… Recargable o en baterías. Estos coches radiocontrolados equilibran los puntos positivos y negativos de la siguiente manera:Ventajas: son limpios, no hacen ruido y no producen olores; a menudo son más baratos de comprar. Desventajas: deben tener varias baterías (o esperar a que se recargue la única que tienen); son menos nerviosos que los coches con motor de combustión (como los vehículos reales, por cierto); las baterías tienen una vida más corta que un motor de combustión.